Events

Declaración de la Cumbre de los Jueces contra la Trata de Personas y el Crimen Organizado

pass_judgessummitgroup
pass_declaracion3junio2016

De acuerdo con el Magisterio del Papa Francisco, con las declaraciones de los líderes de las principales religiones y de los alcaldes de las más importantes ciudades del mundo, afirmamos que la esclavitud moderna, la trata de personas, el trabajo forzado, la prostitución y el tráfico de órganos humanos, son crímenes contra la humanidad y deben ser reconocidos como tales. Asimismo, el crimen organizado que mira directa o indirectamente a expandir la esclavitud moderna en sus formas antes descriptas, también debe ser considerado un delito de lesa humanidad y reconocido por tal.

Los abajo firmantes nos hemos reunido en la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales para abordar del mejor modo posible por parte de los representantes de la justicia este dramático reto.

La eliminación de la esclavitud moderna hoy es un nuevo imperativo moral para los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas, según rezan los recién aprobados (septiembre de 2015) Objetivos de desarrollo sostenible (Meta 8.7).

La aplicación efectiva del derecho penal es una condición necesaria para “erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas modernas de esclavitud y la trata de seres humanos y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados”. Esto implica asimismo ayudar a remediar las consecuencias sea para las víctimas sea para la sociedad. Es evidente que la justicia penal está intrínsecamente ligada a la justicia social, y a su vez la justicia social a la justicia ambiental. Como afirma la Encíclica Laudato si’, “hoy no podemos dejar de reconocer que un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres” (§ 49). Rehabilitación, reasentamiento y reintegración tienen por objeto liberar a las víctimas de la esclavitud moderna y de la trata de personas, como asimismo restaurar su dignidad humana y su capacidad de ser social y económicamente independientes. No corriendo más el riesgo de recaer en la trata o de recurrir a actividades ilegales y deshumanas, los sobrevivientes pueden contribuir así positivamente al bien de la sociedad.

Con tal propósito, suscribimos los siguientes 10 objetivos:

  1. Promover en cada estado el incremento de los recursos y de la colaboración judicial y policial nacional e internacional con el fin de aumentar las bajas tasas actuales de procesos y de condenas para los criminales con el fortalecimiento de los organismos supranacionales de la lucha contra los traficantes y de la tutela de los derechos humanos.
  2. Habiendo sido aprobados los Objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y ratificado el Protocolo de Palermo del año 2000 contra la trata de personas, todas las naciones tienen que reconocer la esclavitud moderna, la trata de personas, el trabajo forzoso y la prostitución como crímenes de lesa humanidad con penas proporcionadas.
  3. Los bienes incautados a traficantes y criminales ya condenados deben ser utilizados para la rehabilitación y compensación de las víctimas, y para la reparación de la sociedad. El delito de lavado de dinero debe ser intensamente perseguido, porque consiste en hacer que los fondos o activos obtenidos a través de actividades ilícitas aparezcan como el fruto de actividades legales.
  4. Abogar para proporcionar un apoyo adecuado a las víctimas que incluya la asistencia civil y legal, una protección segura de los testigos, la asistencia médica y el sostén a las personas por parte de las agencias de servicios sociales, especialmente en el caso de las víctimas indocumentadas. Favorecer la colaboración con la justicia de las víctimas como testigos, también a través de la protección segura y profesional de los mismos con programas de protección organizados a nivel internacional.
  5. En el caso de víctimas indocumentadas, emanar autorizaciones de residencia temporal en el país de destino para los que deseen permanecer en éste, independientemente de su situación legal. Garantizar el acceso efectivo a los tribunales pertinentes, a la asistencia jurídica gratuita, y el acompañamiento hasta la reinserción laboral efectiva.
  6. Alentar esfuerzos concertados para reducir las prórrogas al acceso a la asistencia legal por parte de las víctimas reconocidas de esclavitud moderna.
  7. El tráfico de órganos, definido y condenado por la Declaración de Estambul (2008), debe ser reconocido como delito en todos los países y perseguido eficazmente por la justicia en los ámbitos nacionales e internacionales. Asimismo junto con ser ilegal tal actividad debe ser también reconocida como típica de las organizaciones criminales internacionales.
  8. La sanción de los clientes de servicios sexuales debe constituir parte integral de la legislación para una eficaz lucha contra la esclavitud y la trata, al igual que quien emplea a sabiendas trabajo forzado.
  9. Las víctimas de trata no deben confundirse con los inmigrantes irregulares, ni con las personas objeto de tráfico.
  10. La repatriación de los extranjeros no documentados nunca debe ser una respuesta sin el acuerdo de las víctimas a fin de evitar el riesgo de las recaídas y de las actividades ilegales y deshumanas.

FIRMATARIOS

Miguel Abásolo Argentina
Guido Acquaviva Italia
Daniel Adler Argentina
Miguel Ángel Aguilar López México
Syed Mansoor Ali Shah Pakistán
Vladimir Aras Brasil
Margaret Archer Reino Unido
Edgar Elías Azar México
Yanina Soledad Basilico Argentina
Antonio Herman Benjamin Brasil
Eber Omar Betanzos Torres México
Sr. Eugenia Bonetti Italia
Alberto Buriani República de San Marino
Gabriel Bustamante Peña Colombia
Elizabeth Butler-Sloss Reino Unido (with reservations on articles 2 and 8)
Guillermina Cabrera Figueroa México
Sebastián Casanello Argentina
Yves Charpenel Francia
Jorge Chavarría Guzmán Costa Rica
Jonas Christoffersen Dinamarca
Marcelo Colombo Argentina
Jacqueline Corbelli EEUU
Juan Pablo Curi Argentina
Krzystof Czarnecki Polonia
Péter Darák Hungría
Barbara de Muro Italia
Gabriel de Vedia Argentina
Antonio del Moral García España
Tonio Dell'Olio Italia
Francis Delmonico EEUU
Francisco Javier Díaz Verón Paraguay
Julián Ercolini Argentina
Jaroslav Fenyk Repúblic Checa
Marcos Arnoldo Grabivker Argentina
Aurelijus Gutauskas Lituania
Gloria Guzmán Duque Colombia
Carlos Henrique Haddad Brasil
Mari Heidenborg Suecia
Branko Hrvatin Croacia
Elias Huerta Psihas México
Kevin Hyland Reino Unido (with reservations on articles 2 and 8)
Santiago Inchausti Argentina
Antonio Ingroia Italia
Marisa Jaramillo Cuenca México
Salim Joubran Israel
Claudio Rodolfo Kishimoto Argentina
Jaroslaw Kowalsky Polonia
Luciano Homero Lauria Paz Argentina
Antonis J. Liatsos Chipre
Ariel Oscar Lijo Argentina
Irma Encarnación Llano Pereira Paraguay
Rosario López Wong Perú
Ricardo Lorenzetti Argentina
Diego Sebastian Luciani Argentina
Francesco Mandoi Italia
Lucas Manjon Argentina
Teresa Martínez Acosta Paraguay
Valeria Mazza Argentina
Susana Medina de Rizzo Argentina
Jose Midas P. Marquez Filipinas
Michal Mikláš República Checa
Maria Monteleone Italia
Emanuele Montemarano Italia
Madai Morales Albino México
Noemí Lara Muñoz México
Christos Naintos Grecia
Zunilda Niremperger Argentina
Philip Norton of Louth Reino Unido (with reservations on articles 2 and 8)
Sang-jin Oh Corea del Sur
Rosi Orozco México
María Teresa Paredes Hernández México
Agnieszka Pawlowska Polonia
Luis Alberto Petit Guerra Venezuela
Zélia Luiza Pierdoná Brasil
Valeria Pierfelici República de San Marino
Mynor Rolando Pinto Sanchez Guatemala
Julio Piumato Argentina
Margarita Popova - Vice Presidente de la República de Bulgaria 
Christopher Prince Reino Unido (with reservations on articles 2 and 8)
Sandra Ramirez Montes Colombia
Rodolfo Fernando Ríos Garza México
Gillian Rivers Reino Unido (with reservations on articles 2 and 8)
David W. Rivkin EEUU
Franco Roberti Italia
Giovanni Russo Italia
Jeffrey Sachs EEUU
Giovanni Salvi Italia
Alison Saunders Reino Unido (with reservations on articles 2 and 8)
Lucas Schaerer Argentina
Giusto Sciacchitano Italia
María Romilda Servini de Cubria Argentina
Ottavio Sferlazza Italia
Steven Sprague Italia
Fumarulo Stefano Italia
Janet Tello Gilardi Perú
Sergio Torres Argentina
Adolfo Vannucci Italia
José Luis Vegas Roche Venezuela
Gustavo Vera Argentina
Carlos Alberto Vera Barros Argentina
Federico Hernan Villena Argentina
Agnieszka Wozníak Polonia
Juan Pedro Yllanes Suárez España
 

Asuntos relacionados

Cumbre de los jueces sobre trata de personas y crimen organizado

Cumbre 3-4 de junio de 2016 – Como ya profetizaba Isaías: «La paz es fruto de la... Read more

Judges’ Summit on Human Trafficking and Organized Crime

Summit 3-4 June 2016 – As Isaiah prophesised long ago, “Peace is the fruit of justice” (cf. Is... Read more

Declaration of the Judges' Summit against Human Trafficking and Organized Crime

In accordance with the Magisterium of Pope Francis, the declarations of the leaders of the main... Read more

Judges' Summit against Human Trafficking and Organized Crime

Proceedings of the 2016 Judges' Summit on Human Trafficking and Organized Crime 3-4 June 2016 Extra... Read more

©2012-2017 The Pontifical Academy of Social Sciences

 

Share Mail Twitter Facebook